Mini Relatos

Crossfitera con un box en su garaje

Lesbianas cowgirls

Cambio de vida al apuntarme al gimnasio

Convencer a mi mujer para hacer un trio

Esposa con gafas de empollona

Mi mujer quiere hacer un trio pero con dos tios

Fantasias sexuales a cumplir antes de casarme

Fantasias de todas las tias es un trio pero con dos tios

Libro de mini relatos en formato epub

Crossfitera con un box en su garaje

Soy un chico de 24 ańos aficionado al gimnasio. Cuadrado vamos. A muchas tías incluso les parece que estoy demasiado petado, así que decidí cambiar un poco el estilo de entrenamiento, así que me apunté a un grupo de freletics de estos que hacen crossfit en el parque. Estos tios están fuertes pero no muy petados.
n el grupo que me apunté había tios y tias, pero por encima de todos había una chica impresionante que cumplía todos los tópicos de las crossfiteras: dos tatuajes grandes, modelitos, tableta de chocolate, ribia platino de bote..., pintilla como de lesbiana pero super buena.
Llevábamos meses entrenando juntos 4 días a la semana y yo sońando (y pajeando) con ella 7.

Un día estaba casi lloviendo y todos los del grupo dijeron que no se iban a presentar, cuando Lara, así se llama, dijo que ella se apuntaba!!!!.
Mi oportunidad, ella y yo sudando juntos,......
Cuando llegamos estaba lloviendo a mares. No se podía hacer nada, pero el entrenamiento es lo primero, así que me dijo que en su casa se había montado un mini Box y que entrenaramos allí. Guau. Querrá entrenar o será una excusa para follarme. La monté en mi coche, porque ella siempre aparece corriendo y nos fuimos a su casa. Dejé el coche en la puerta y entramos directamente por el garage. Estaba bastante equipado: Una jaula para hacer pull-ups, una barra olimpica con discos, suelo de goma, varias kettlebells... todo esto lo iba descubriendo según quitábamos unas sabanas que lo cubrian todo. "Es que desde que entrenamos juntos ya apenas las utilizo". Al final del garage quité la ultima sábana para verlo todo y allí estaba escondida una Pleasure Chair. No tenía muy claro lo que era, mas bien por el contexto, porque yo había visto mil videos de Sybian antes, mas bien pensé que era otra máquina para hacer Crossfit (un GHD para hacer abdominales o algo así), si llego sa saberlo hubiese disimulado en lugar de quedarme mirando fijamente y me dí cuenta al ver la reacción de sorpresa/vergüenza/mosqueo que puso Lara. Entonces me hice el sueco y me puse a hablar de otra cosa y ella me respondió nosequé instantaneamente para pasarlo por alto, pero ya era tarde.
No pasó nada importante, pero desde ese día ya no tengo otro pensamiento que imaginármela usando la Silla del Placer. Me la imagino incorporandola a su WOD: (Dead Lifts, Hand Stand Push-ups, 5 minutitos sentada en la silla con el vibrador a tope y vuelta a empezar). Todo ello desnuda claro.
A partir de entonces los entrenamientos eran diferentes. Me inventaba WOD's para hacer en pareja y ya podéis imaginar la de trucos que hacía para que fuera mi pareja. Que si push-ups con la chica encima, que si pull-ups con las piernas entrelazadas por parejas, que si farmers walk con el compańero/a al hombro,... Me pasaba todo el tiempo detrás de ella, delante de ella, debajo de ella, encima de ella y todo el tiempo empalmado. Al llegar a mi casa todavía me quedaba la mitad el WOD, el WOD de la super paja pensando mi crossfitera. Cada vez que entrenamos y acaba agotada tengo pensamientos de que acaba así de agotada tambien cuando cabalga encima de la silla. Me pongo enfermo solo de imaginarmela.
Un día la ví más receptiva de lo habitual (la pille mirándome fijamente mientras los chicos hacíamos un ejercicio diferente a las chicas), tenía que entrarle como fuera, pero me jugaba mucho. Durante todos los meses que hemos entrenado todo el grupo juntos, se han ido haciendo parejas (incluso una de chica-chica) pero también han ido desaparenciendo compańeros del grupo por malentendidos que provocan incomodidades y eso no quería que pasara de ninguna de las maneras. Prefería pasarme la vida haciéndome pajas pero viéndola a diario que no volver a verla nunca más. Ese día puse en práctica una técnica que me enseńó mi amigo Joshua una noche de borrachera. Me dijo: "tú te haces el borracho/cansado o lo que sea y sin que se lo espere, le pones una mano encima de su brazo o de una pierna o de donde te pille bien..... Si pega un respingo, no hay nada que hacer. Si se queda como si no lo hubiera notado, entoces hay tema". Sabio consejo, le ví poniéndolo en práctica y siempre le funcionó. Así que a usar más la cabeza. Nuevo WOD para el día siguiente: maratón de burpees por parejas. Aquel día, como planifiqué acabamos todos tirados en el suelo agotados y entonces alargué la mano como de cansancio y acabó posada en su torso, junto a su teta izquierda. No se movió ni un milímetro. Ya era mía. Solo tuve que insinuar que se avecinaba mal tiempo, para que ella me invitara al dia siguiente a entrenar en su garaje.
Intenté no pajearme esa noche para quedar como un machote si al final triunfaba, pero fué imposible.
Quedamos directamente en su casa y en cuanto nos vimos quedó claro que habíamos quedado para follar. Yo iba vestido de deporte por si acaso, pero estaba recién duchado y afeitado y Lara me atendió directamente con el pelo mojado de haber salido recientemente de la ducha y con una especie de micro bikini dejando a la vista su espectacular figura y una camiseta blanca pegada sin sujetador con los pezones marcados. Ví algún tatuaje que no habia visto hasta entonces...
Nada más entrar ya nos liamos, eran meses de tensión sexual reprimida. Dejarla en pelotas me costó medio segundo.Tiene el cońito totalmente depilado y con un piercong en el clítoris, (como no), y ni una marca de sol en su cuerpo. Las tetitas chiquititas pero firmes, y la piel super suave. Fuí directamente a comerle el chochito como me había imaginado mil veces. ¡¡Cómo se retorcía de placer!! Me esmeré bastante, le comía el clítoris estirándole los labios menores y después bajaba con la lengua chupándole el choco hasta llegar a su culo. ¡¡Como le gusta esto a las tias!! no hay ninguna que se resista a una comida de cońo y culo a la vez. Lo malo de esta técnica es que nunca quieren que pares. Cuando ya estaba a punto de correrse paré y empecé a soplar suavemente en el clítoris haciéndole sufrir. Me pedçia por favor que no parara, que luego me recompensaba, que haría lo que quisiera y no me pude resistir. Estuvo cerca de un minuto corriéndose en mi boca. Tras unos segundos de relax que se me hicieron eternos, me cogió de la mano y me llevó hasta el garaje. Sabía perfectamente cual era mi deseo.
Mi deseo era verla cabalgando la silla mientras me la chupaba. La tenia preparada en el centro del garaje, estaba incluso enchufada. Entonces la encendió y se puso encima de ella. Yo ya tenía la polla fuera y empezó a chuparmela al ritmo que se etremecía encima del vibrador. Yo no iba a aguantar mucho y ella acababa de correrse así que intenté retener todo el tiempo pude mi semen, pero en un par de minutos exploté. Le llené la boca con mi semen y como ella no se había corrido por segunda vez estaba super excitada. Seguía chupando con cada chorro que le echaba en la boca. Cuando terminé de correrme se relamió los restos de los labios y con la boca llena me echó una mirada de guarrilla super excitante.
"Ayudame a correrme de nuevo", me dijo. No sé que más podía yo hacer, ella estaba distrutando con el vibrador y yo no me podía empalmar otra vez por lo menos en media hora. "Bésame,.... este ha sido mi sueńo desde que te ví por primera vez". No me pude resistir y estuvimos compartiendo mi semen con nuestras lenguas hasta que se corrió.
Desde entonces somos pareja y ya podéis imaginaros cual es nuestro WOD favorito..