Mini Relatos

Crossfitera con un box en su garaje

Lesbianas cowgirls

Cambio de vida al apuntarme al gimnasio

Convencer a mi mujer para hacer un trio

Esposa con gafas de empollona

Mi mujer quiere hacer un trio pero con dos tios

Fantasias sexuales a cumplir antes de casarme

Fantasias de todas las tias es un trio pero con dos tios

Libro de mini relatos en formato epub

Mi mujer quiere un trio pero con dos tios

Somos una pareja de recién casados, aunque de novios hemos estado casi 10 años. Virgen no llegó al altar precisamente. Yo alto y fuerte, voy al gimnasio a diario, pero especialmente atractivo, soy lo que una antigua novia me dijo, "guapo accesible", o "guapo de los que no da miedo hablar", "guapo de los que ligan si se lo curran", pero mi mujer sí que está muy buena. Es alta, rubia de pelo, sensual, ojazos marrones, piernas largas, tetas de silicona pero de tamańo mediano...
En el plano sexual nos entendemos bastante bien, pero a mí me gustaría experimentar más. Nuestro sexo, aunque bueno, es algo monótono y previsible. Dos días por semana nos duchamos juntos, yo le como el cońo, me la chupa un rato y a follar. Dos o tres posturas y me corro en sus tetas. No es que esté mal, pero cuando siempre es igual pierde el aliciente.

Para mejorar nuestra vida sexual, le propuse, le insistí, le chantajeé , le obligué vamos, a ver unas cuantas películas porno. Para coger ideas. Después de varios clásicos en los que se aburría como una ostra. Le dije que las eligiera ella. Ella buscaba las escenas y yo me encargaba de darle cańa al Bittorrent para descargarlas.
Todas las escenas que seleccionaba eran trios, pero con dos pollas. Algunas escenas eran realmente como si la tia se follara a los tios, pero no a la vez, sino alternativamente. Eson no eran realmente trios. Eso era una tia follándose a dos tios uno detrás de otro, aunque en algún momento le comían el cońo mientras chupaba una polla. Pero según ibamos viendo más películas las escenas se iban endureciéndo. Cuando follamos, le preguntaba si quería hacer un trio y decía que no, pero con la boca pequeńa. En el fondo se moría por hacerlo. Un día le pillé un poco más excitada de lo normal y me dijo que sí. Entonces le dije que vale, pero que con dos tias... y claro ahí quedó todo. Esta es una discusión sin salida.
Otro día, ejerciendo ya de críticos de películas porno llegamos a un acuerdo. Haríamos un trio con dos tios y otro con dos tias. Perfecto. Empate. Todos contentos. Ahora, ¿Cual hacemos primero?. Volvemos al punto de partida.

Así fueron pasando meses y la cosa no avanzaba. Yo por supuesto que estaba interesado en hacer un trio con dos tias, pero la verdad, me conformaba con mejorar nuestra vida sexual sin tener que llegar a ese punto (punto que parece que no iba a llegar). El sexo seguía igual.
Un día apareció en el gimnasio a mi horario y me vió entrenando con mi compañero de pesas. La verdad es que mi colega Dani está cuadrado. Se folla a todas las que quiere del gimnasio y de fuera, Me ha contado cada historia que parecen guiones de peliculas X. Se parece un montón al rubio platino que sale en la peli "El club de la lucha", Brad Pit no, el otro, el que termina con la cara destrozada. Es rubio platino, tiene los ojos azules casi transparentes, muy blanquito de piel totalmente depilado, casi parece albino. Mi mujer mojó las bragas nada mas verlo.
- ¿Porqué nunca me has hablado de él? me dijo la cerdilla.
- Te lo he dicho muchas veces. Que me iba a entrenar con mi colega Dani.
- Sí, pero nunca me lo habías presentado.

(Vamos que nunca le había dicho lo bueno que está), que guarrilla, no se lo pudo aguantar.
El fin de semana siguiente elegí yo una película donde dos tios se follaban muy bien a una tia. Pero una escena durilla. le hacían de todo.
- ¿Tu te has dado cuenta que follar con dos tios es como follar con uno, pero con una polla en la boca todo el tiempo?. Además se van turnando follándo por el coń y metiéndola después por la boca, le digo.
- Si, pero con la excitación no es lo mismo, responde.
- Ya, pero a mí no me la chupas una vez que te he penetrado. Además el sandwich cuando se la follan por el chocho y por el culo queda muy bien en la película, pero supongo que esa no será la primera vez que folla por el culo.... Le digo yo echándole en cara que no me haya dejado follarla por el culo nunca.....
- Yo creo que un trio con dos tias te gustaría más. Te comen mucho más el cońo, con lo que a tí te gusta... Además, fíjate la actriz como tiene que lidiar al final con dos corridas en la boca a la vez... (Otra puya más).
La cosa quedó ahí. En nada.
Otro día que la puse cachonda, le dije que sí, que primero lo haríamos con un tio si después lo hacímos con una tia, que ya vería como le gustaba más esta segunda opción. Le dije que hablaría con Dani.
- ¿que Dani?, me dijo con las pupilas dilatadas y el chocho chorreando, haciéndose la tonta, la muy perra.
- Mi colega Dani, le dijo yo. El del gimnasio. ¿No te acuerdas? (que vá no te acuerdas...)
- Ahh si.... ese. ¿Y ese querría? (si tuviera un pulsómetro puesto habría explotado).
- Bueno. Tiene experiencia. Me ha contado cada historia. Casi siempre hace trios con dos tias, pero alguna que otra vez le ha tocado lidiar en plazas más hostiles. El lunes le pregunto, ¿vale?
(Pregunta arriesgada, porque en casa no tenemos desfibrilador.)
- OK.
- OK.

El lunes por la noche miesntras cenábamos, tardé un poco en sacar el tema. Disfrutando de la situación. Ella estaba super nervsiosa. Y eso que solo estábamos hablando.
- Me ha dicho que hay que tener un par de cosas claras y un par de aspectos a practicar. Uno de las peores recuerdos que tiene son las caras de asco de algunas mujeres cuando se han ido alternando las pollas chocho-boca. O algún vómito que ha tenido alguna tia al correrse en la boca (a mi colega Dani le llaman el Peter North de Málaga, de las corridas que tiene). Además para follar por el chocho y el culo a la vez, hay que estar muy entrenada. Eso no lo dá la excitación del momento. Pero que sí, que le encantaría. Que cuando queramos.
Flipó, Flipó en colores. Disimuló como pudo, pero se le notaba la excitación.

- Le dije que estaba la cosa complicada, pero ella ya lo tenía metido en la mente. Quería hacer un trio conmigo y con Dani. Lo vé posible, a mano, e iba a hacer lo posible por conseguirlo. Ya no era un sueńo de esos imposible que ni siquiera te molesta de lo lejano que está
Dicho y hecho. La siguiente vez que follamos, nada más recordarle lo del trio (como si hubiera que recordárselo), se poní cachonda a tope. Esta vez, en cada cambio de postura me chupaba la polla, y con un ansia. Yo también le comí el coño al cambiar las posturas, y cómo le gusta y cómo grita!!! Se vé que se imagina que se está follando a Dani. Moja el chocho nada más empezar a sobeterala.
- Córrete en mi boca, me dice.
Dicho y hecho. Tardé cero coma en sacarla y correrme en su boca. Guau!!!. Lo hizo perfecto. Como las actrices más experimentadas. Primero acumuló todo el semen en la boca mientras me clavaba la mirada fíjamente. Después empezó a chuparmela con todo mi semen en la boca.... Después se lo tragó todo y se relamió la cara y las manos hasta no dejar ni una gota. Lo hizo tan bien, que me puse a comerle el cońo de nuevo hasta que se corriera.
- Quiero más, decía. Podrías follarme otra vez si quisieras. (Tenía las palabras calculadas).
Le comí el cońo y le metí un dedo hasta que se corrió.
- ¿porqué no me has metido el dedo en el culo, cuando me comías el cońo?, me preguntó. Hoy tenía ganas. Mañana me puedes meter un dedito por el culo mientras me comes el cońo si quieres. Así lo vamos dilatando.
Se vé que se ha tomado los deberes en serio. Siempre está super depilada, por si es el gran día. El chocho está totalmente calvo, el ojete del culo también. Las piernas, los brazos.....
n tres semanas habíamos superado mucho límites que nos habíamos puesto. Yo, después de ver en una peli cómo gemía de placer una tia cuando le comía el culo, se lo hacía habitualmente antes de follármela por el culo. Para que disfrutara y dilatara bien. Ahora probamos posturas más acrobáticas y en cada cambio de postura le como el cońo o ella me la chupa. El sexo es mucho más divertido. Tenemos una polla de plástico (la teníamos desde hace tiempo pero no le hacíamos mucho caso), que usa con gran maestría. Se la mete en el chocho cuando me la chupa y lo más sorprendente, cuando la estoy follando, se la mete en la boca. Se vé que lleva semanas planificando la película.

Una de las cosas que más nos excita a los hombres es ver a dos mujeres compartiendo el tu semen mientras se besan apasionadamente. Comentar esto me ha costado tener que probar alguna que otra vez mi própio semen besando a mi mujer después de haberme corrido en su boca. Es raro, pero no me desagrada. Ver a mi mijer tan excitada cuando lo hacemos me encanta, y ya es una práctica sexual habitual. Besarnos con mi semen es un paso más allá. Es el amor total. Caliente, saladito, resbaladizo, sabroso... A veces me he corrido en sus tetas o en el chochito por fuera y he recogido el semen con mi lengua y lo hemos compartido, y si le chupo el clítoris con mi semen se muere...
Cuando la follo por el culo, lo hago con un condón, porque cuando me voy a correr, siempre hace lo imposible para que termine en su boca. Ahora le encanta mi semen. En solo tres semanas me he corrido más de 20 veces en su boca y siempre ha flipado. Me enseña mi semen y después se lo traga siempre. Me deja la polla limpia. Ya no sé si realmente le apasiona o se ha convertido en una auténtica actriz porno para satisfacerme y demostrar que es capaz de lidiar con dos pollas a la vez. Controla perfectamente la cantidad de semen que echo. Comenta cuando ha sido normal o cuando ha sido poca cantidad, según ella. ¡¡¡Ahora ya le parece poca cantidad!!!. Podría tragárse el doble, parece insinuar.

El otro día vino a recogerme al gimnasio (éste ya piensa con el chocho), pero esta vez se tuvo que quedó en la entrada porque no había ningún monitor que le dejara pasar , así que le dije a Dani que me tenía que ir, que mi mujer estaba en la entrada esperándome y la seńale con el dedo. Entonces se saludaron en la distancia y yo aproveché para guiñarle un ojo a mi mujer. Ya tenía super polvo asegurado para esta noche.
Lo siguiente que voy a hacer es comprar una Silla del Placer para que pueda follar un consolador, flipar con un vibrador en el clítoris a la vez y pueda chupármela sin parar. Seguro que aunque me corra seguirá chupándomale hasta que se corra ella. Tengo pensado vendarle los ojos para que entre se ponga en situación mejor.
No sé como voy a salir de este lío. De tanto planificar el trio y de lo bien que me lo estoy pasando, ya ni me parece mal hacerlo. Lo difícil va a ser decírselo a mi colega Dani. Ya os contaré si finalmente me decido a preguntárselo.